es
domingo, julio 14, 2024

Los 10 peores jugadores de la NBA de todos los tiempos

spot_img

Parece injusto señalar a cualquier jugador profesional que superó el temido draft y entró en el intimidante foso de los gladiadores de las grandes ligas. La NBA es sin lugar a dudas la liga de baloncesto más competitiva del mundo. Aun así, no todos los jugadores que llegan a esta liga permanecen en lo más alto como los mejores, por ello, decidimos hacer un repaso por los peores jugadores de la NBA en la historia.

Con la intención de hacer una lista justa, nos tomamos loa tarea de incluir a jugadores en una combinación entre jugadores que lucharon por adaptarse a las filas universitarias, fracasos en el draft de la NBA y jugadores que tuvieron mala suerte fuera y dentro de la cancha.

La mayoría de los fanáticos del baloncesto nombrarán de inmediato quién creen que es su peor jugador, pero sus decisiones pueden provenir de apuestas de baloncesto fallidas o de jugadores que no estuvieron a la altura de las expectativas mediáticas.

Por esta razón, en esta lista seremos lo más neutrales posible para evitar cometer los mismos errores. Motivo por el cual tomamos en consideración todas las cifras y estadísticas antes de empañar toda su carrera.

Para mantener el equilibrio, citaremos nuestras razones, las respaldaremos con estadísticas y damos una pequeña opinión sobre por qué estos nombres merecen el desafortunado título de estar entre los diez peores jugadores de la NBA que jamás hayan aparecido en la liga.

Es posible que no estés de acuerdo con algunos nombres de nuestra lista y también sabemos que hay varias ausencias notables, como el peor jugador de la NBA actualmente, el escolta de New York Knicks, Ryan Arcidiacono que implantó un nuevo record en la liga con un hito de “no” anotación.

Ahora bien, descubre cuáles son los nombres históricos que se ganaron un penoso lugar en nuestra lista:

10. Mark Madsen

Mark Madsen doing one of his stupid dances

Después de disputar nueve temporadas y ganar dos títulos a lo largo de su carrera como jugador de la NBA, puede parecer un poco injusto que tenga un lugar entre los peores jugadores de la NBA, sobre todo cuando hemos mantenido a Greg Kite fuera de la lista por la misma razón.

Madsen formó parte de un sensacional equipo de LA Lakers a finales de los años 90 y principios de los 2000, un equipo que tuvo la cuarta posición entre los mejores equipos de la NBA en nuestra tabla clasificatoria. Sin embargo, en esta ocasión no se trata del equipo, sino de un jugador específico.

Los propietarios, entrenadores y jugadores suelen decir que ningún jugador es más importante que la franquicia, pero Shaq y Kobe sí lo eran. Del mismo modo, los entrenadores dirán que ningún jugador es confiable, pero algunos sí lo son, pues Madsen fue uno de ellos.

Los Lakers son uno de los equipos más reconocidos en la historia de la NBA, la máxima liga de baloncesto estadounidense y la más prestigiosa en el mundo. Su influencia se extiende mucho más allá del baloncesto. El equipo del que formaba parte Madsen jugó un papel fundamental a la hora de consolidar su legado entre una generación completamente nueva de fanáticos del baloncesto.

En defensa de Madsen, Shaq comentó que él era el único jugador que lo controlaba defensivamente y solía golpearlo en los entrenamientos. Sin embargo, esto no fue lo que ocurrió en el tribunal y no estamos convencidos hasta que surja evidencia en video.

Si bien Madsen fue una respetable selección número 29 en el draft, se hizo más conocido por sus entretenidos bailes después de la victoria. Para muchos era más un jugador cómico que mantenía el buen ánimo en el vestuario en lugar de cubrir las expectativas que tuvo cuando jugaba baloncesto universitario.

Con sus 2.06 metros de altura, este ex ala-pívot tuvo una carrera universitaria estelar, pero no logró mucho en la NBA. Así fueron sus números promedio:

  • 2,2 puntos, 2,6 rebotes y 0,4 asistencias en 11,8 minutos jugados por partido.

9. Hasheem Thabeet

Hasheem Thabeet trying to weave past a defender

Así como los peores jugadores de beisbol en la historia no pasan desapercibidos, los peores jugadores de la NBA de todos los tiempos tampoco lo hacen, pues definen un antes y un después del deporte, pero no necesariamente por algo bueno. El pívot tanzano de 2.21 metros de altura, que ahora destaca en el Pazi BC de Tanzania, también se ganó un lugar en esta lista.

En la actualidad, la NBA está llena de talento internacional increíble y cuando el tanzano Hasheem Thabeet apareció en escena, era una imagen diferente, todavía muy centrada en Estados Unidos. Fue una selección por encima de Stephen Curry, uno de los mejores jugadores de la NBA en la historia, un jugador que cambió por completo la historia de la liga y del deporte en el mundo.

Hasheem era una incógnita cuando fue reclutado, además, el talento nacional seguía siendo la base principal de la NBA y Hasheem y los Memphis Grizzlies esperaban contrarrestar esta tendencia con un objetivo claro que era convertirlo en lo que más adelante fue Giannis Antetokounmpo.

Este jugador de baloncesto comenzó a formar su carrera a los 15 años y desarrolló su carrera universitaria en los Huskies de la Universidad de Connecticut, siendo el jugador más alto que ha jugado dicho equipo universitario. Tuvo un desempeño único en la universidad, así que tres temporadas después fue elegible para el draft.

Al cabo de dos temporadas, Hasheem estaba en la Liga de Desarrollo de la NBA, un lugar donde nadie quiere estar después del draft. En su paso por la liga, jugó en Memphis Grizzlies, Dakota Wizards, Houston Rockets, Portland Trail Blazers y Oklahoma City Thunder. Después ninguna franquicia estaba interesada en su fichaje.

Hasheem Thabeet dejó la NBA sin plan de regreso con los siguientes números promediados:

  • 2,2 puntos y 2,7 rebotes por partido.

Tras su salida de la NBA, tuvo un paso poco inspirador por Taiwán y no tuvo más que regresar a su tierra natal. Eso le costó un lugar en esta lista.

8. Brian Scalabrine

Brian Scalabrine high-fiving his teammates

En el octavo puesto de la lista de los peores jugadores de la NBA tenemos a Brian Scalabrine, un nombre que para algunos causa algo de intriga, pues consiguió el anillo de campeón con los Celtics en el año 2008, uno de los equipos más ganadores de la NBA.

Scalabrine jugó más de una década en la NBA, tiempo donde el ex ala-pívot de los Celtics, Bulls y Nets adoptó el sobrenombre de “La Mamba Blanca” en respuesta a “La Mamba Negra”, el apodo perteneció a uno de los mejores jugadores de la NBA de todos los tiempos, Kobe Bryant. Sin embargo, el apodo era lo único en común entre Scalabrine y Kobe.

Brian se ganó el corazón de los fanáticos gracias a su actitud positiva y buena vibra, también daba un buen ambiente en los vestuarios. Desafortunadamente, hasta aquí llegan las cosas buenas.

Sus habilidades en el baloncesto y sobre la cancha no tenían el mismo nivel de positividad de su amable presencia. Seis puntos por partido y un 39 % de tiros de campo no son estadísticas a las que aspira un jugador en la NBA. Una vez que se agrega la estadística de 2 rebotes y un breve paso por el baloncesto italiano, se preveía el fin a su carrera, pues sus números no se veían muy bien.

Queremos destacar que, tanto Brian como todos los nombres de los jugadores de nuestra lista, no son malos jugadores de baloncesto, pues cualquier jugador que llegue a la NBA es un gran jugador y frente a un simple aficionado, es un jugador de nivel.

De hecho, en una entrevista, Brian dijo que está “más cerca de LeBron que tú de mí” en respuesta a los fanáticos que lo señalaban por ser una característica constante en el banco. Si bien es difícil defender que Brian esté fuera de esta lista, hay más nombres merecedores por delante y sus estadísticas no son las mejores.

7. Rashad Vaughn

Rashad Vaughn lining up a shot

Para muchos seguidores de la NBA el nombre de Rashad Vaughn podría estar fácilmente en la lista de los peores jugadores de la NBA históricos y actuales, siendo lo más curioso es que no ganó un lugar por su desempeño, sino por la larga lista de lesiones que no lo dejaron crecer como el potencial jugador que se esperaba.

Sus habilidades lo llevaron a ser la selección número 17 en el draft de 2015 de los Milwaukee Bucks.

Este escolta de 27 años ha tenido una gran carrera profesional, pues pese a ser marginado de la NBA, tuvo un buen paso por Europa que de alguna manera sopesó el pasado. Por ello, todavía tiene tiempo de salir de esta lista, pero no es algo que parezca prometedor.

Sus números como profesional no fueron lo que se esperaba al tirar menos del 31% desde el campo y promediar 3 puntos por partido en su temporada de novato, estadísticas que nos llamarán la atención sobre esta codiciada lista.

Rashad fue noticia en su temporada de novato, pues fue una de las peores temporadas de novato en la historia de la NBA, algo que no quieres tener asociado a tu nombre como jugador de baloncesto profesional, pero que no elige él.

Con 1.98 metros de altura, este escolta jugó en Milwaukee Bucks, Canton Charge, Westchester Knicks y Brooklyn Nets, siendo este su último equipo en la NBA, después de eso se fue a la NBA G, para jugar en Delaware Blue Coats y dar un salto a Europa, donde estuvo en Bosnia y Herzegovina, Ucrania y Grecia.

Actualmente, juega en la Liga de Desarrollo de la NBA, en los Cleveland Charge.

6. Anthony Bennett

Anthony Bennett lining up a pass

Como parte del Draft de la NBA de 2013, Anthony Bennett fue promocionado como uno de los jugadores clave a seguir en su temporada de novato. Tal como están las cosas, Bennett sigue siendo el único canadiense seleccionado como número uno. Sin embargo, el ala-pívot canadiense lidera las listas como el peor jugador de la NBA actualmente como el peor número 1 de la liga.

No sabemos qué pasó durante la temporada 2013, lo que sí está claro es que Bennet no fue la única decisión fallida, pues hubo algunos fracasos que ni siquiera merecen un lugar como los peores.

Sin embargo, el hecho de que Bennett llegara con expectativas tan altas y terminara ejerciendo su oficio en la liga turca de baloncesto apenas cuatro años después, resalta cuán fallida fue aquella decisión por parte de los Cavaliers, pues, aunque despidieron al canadiense como parte de un acuerdo que condujo a una cadena de eventos que vieron a LeBron regresar y un título llegar a los Cavs, fue una decisión costosa.

Pero lo que resulta más interesante de este hecho, es que, en aquel momento, Giannis Antetokounmpo fue seleccionado en el puesto 15.

Bennett es el mejor ejemplo de cómo tener una selección de primer draft puede resultar contraproducente. Por supuesto, esto no es algo que sucede todas las temporadas, y siempre hay excepciones a esta regla que terminan muy abajo en la lista y se convierten en grandes estrellas.

Anthony tuvo la distinción ser el primer canadiense en ser elegido en la primera posición del Draft de la NBA y haber sido un jugador que comenzó como una gran promesa y se convirtió posiblemente en el mayor fracaso de la NBA. Así terminaron sus números:

  • Promedió 4 puntos y tres rebotes en toda su carrera en las grandes ligas y un 26% desde la línea de 3 puntos.

5. Darko Miličic

Darko Miličic trying to stop Blake Griffin

El serbio de 2.13 metros de altura, también se ganó un lugar entre los peores jugadores de la NBA de todos los tiempos, pese a haber sido parte de la NBA durante 10 temporadas, además, fue campeón en 2004 con Detroit Pistons, el peor equipo de la NBA en la actualidad.

Sin embargo, en sus tiempos de gloria puede alardear del hecho de que lo seleccionaron por delante de Dwayne Wade y en el número dos detrás de LeBron James. Pero, pocos jugadores pueden presumir de estadísticas tan bajas después de ser tan prometedores en su selección del draft. Junto a Bennett son las dos máximas dudas en el draft de la NBA de todos los tiempos.

Darko Miličić tuvo un promedio de 1,2 rebotes y 1,6 puntos por partido en tres temporadas con los Detroit Pistons. Su tasa de éxito en tiros del 34 % también se encuentra entre las más bajas para cualquier jugador que los Pistons hayan tenido en su plantilla, sin mencionar una selección número dos del draft.

Su paso por la máxima liga de baloncesto estadounidense terminó pronto después de que Darko anunció su sorprendente retiro de la NBA a los 28 años. Aquí comenzó a hablarse de que muchos aficionados de los Boston Celtics esperaban el anuncio con ansias.

Así como Bennett, Darko es un ejemplo de un jugador con mucha habilidad en su tiempo universitario, pero que no sabe cómo explotar ese talento en las grandes ligas y para tener éxito en la NBA es necesario ser un jugador de alto nivel.

Probablemente el proceso de adaptación a una nueva cultura o tal vez las lesiones no le ayudaron a encontrar su lugar en la NBA.

4. Adam Morrison

A photo of the LA Lakers bench with Adam Morrison in a suit jacket and jeans

Podría decirse que el equipo de Los Angeles Lakers de finales de la década de 2000 era uno de los más grandes en cuanto a disparidad de habilidades, pues ningún otro equipo puede presumir de una combinación de algunos de los mejores jugadores de la historia de la NBA jugando junto a algunos de los peores jugadores de la NBA.

En el pasado, Kobe Bryant defendió a Morrison, alegando que era una persona altruista que mantenía alta la moral del equipo y no es un secreto que todos los equipos de élite requieren jugadores que puedan actuar como intermediarios y crear armonía, especialmente si los grandes egos chocan entre sí en un entorno de alto riesgo.

Adam también tuvo desafíos con su salud y llegó a la NBA a pesar de que le diagnosticaron diabetes a una edad temprana. No nos encanta tenerlo en la lista, dado que lo eligieron tercero en el draft de 2006, incluso con sus debilidades. Sin embargo, si lo reducimos a números, la única vara de medir justa, Morrison merece su lugar en esta lista.

Este exjugador de baloncesto disputó 4 temporadas en la NBA y una más en Europa y con sus 2,03 metros de altura, jugaba en la posición de alero.

Durante su temporada de novato, tuvo un promedio de tiro del 37 %. En su segunda temporada se rompió el ligamento cruzado anterior. La tercera temporada de Morrison fue en los Lakers, donde nunca sería un jugador titular. Si bien algunos fanáticos están celosos de cualquier jugador que pueda sentarse en el banco y cobrar un gran cheque, eso no lo hace mejor jugador.

3. Rafael Araújo

A photo of Rafael Araujo playing in the NBA for Utah

Este ex pívot no escapa de nuestra lista de los peores jugadores de la NBA. Con sus 2.11 metros de altura, Rafael Araújo hizo historia en su país al ser uno de los pocos brasileños en llegar a la NBA, por lo que buscó dejar una huella en la liga más importante del mundo.

Sin embargo, dejó una huella, pero no como la que él esperaba o a la que los Toronto Raptors le habría gustado.

Llegó a los Raptors de Toronto como la octava selección general del Draft en el 2004, donde permaneció durante dos temporadas. Aquí Araújo promedió 2,9 puntos por partido en los Raptors y su tasa de conversión de tiros del 41 % fue débil.

En sus años universitarios impresionó a los cazatalentos y se espera que fuera un jugador de alto nivel, pero no fue así. Si bien hay peores jugadores en este deporte, Araújo abandonó la NBA después de tres temporadas. En su defensa, sufrió graves lesiones en la rodilla, pero después de eso jugó ligeramente mejor.

Tras su salida de la NBA, fue parte de ligas poco conocidas hasta que se fue a Brasil, su país natal. En Brasil logró un campeonato y fue parte de la plantilla de varios equipos. Aun así, su actuación en la NBA dejó mucho que pensar.

2. Michael Ruffin

Michael Ruffin celebrating on the court

Otro ala-pívot que ganó un lugar en esta lista es Michael Ruffin, quien sorprendentemente disputó nueve temporadas en la NBA. Sin embargo, tuvo muchas razones para convertirse en el segundo peor jugador de la NBA de todos los tiempos.

La acción que llevó a Ruffin a este lugar sin remordimientos fue durante un partido de la temporada 2007, el entonces Washington Wizards Center formó parte de un equipo que protegía una preciosa ventaja de tres puntos contra los Toronto Raptors cuando quedaban unos pocos segundos.

En lugar de enviar el balón a la cancha, lo puso en manos del oponente. Aunque Mo Peterson realizó un tiro increíble para enviar el juego a tiempo extra, es ampliamente considerado como una de las peores jugadas de esa década y les salió muy caro, ya que perdieron el partido en la prórroga.

El fin de la carrera de Ruffin parecía ir en picada y aunque incluso los jugadores talentosos disminuyen su desempeño en el ocaso de su carrera, el promedio de 0,5 % de puntos por partido y su tasa de éxito de tiros de 29 % en Portland en la temporada 2008-09 se encuentran entre las más bajas en la historia de la liga.

1. Sun Yue

Sun Yue celebrating a win in China

Los Lakers seleccionaron a Sun en el puesto 40 del draft, algunos se mostraron optimistas de que sería una gran incorporación al equipo. Desafortunadamente, este optimismo se marchó casi de inmediato. Este jugador chino llamó la atención de los cazatalentos gracias a que podía jugar tanto de base, como de escolta y como de alero, pero esto no lo alejó de ser el primero de los peores jugadores de la NBA.

Tenía un futuro prometedor, pero sus números en la NBA lo delatan, pues tuvo un promedio de 0,6 % de puntos con una tasa de éxito de tiro del 27 %.

Cuando estaba en la cancha, su falta de habilidades se hacía evidente, sobre todo porque jugaba con leyendas como Kobe Bryant. Además, en su paso por los Lakers fue un jugador que acumuló más faltas que puntos, por lo que su salida del equipo fue más que segura y fue asignado al equipo de Los Angeles D-Fenders de la NBA D-League, pero una serie de lesiones lo marginaron.

A pesar de tu mala racha en la NBA, ha tenido una carrera condecorada en el baloncesto chino.

Con nuestra lista de los 10 peores jugadores de la NBA en la historia definida, ¿consideras que faltó algún otro jugador? De ser así, ¡háznoslo saber!

spot_img

ARTÍCULOS POPULARES

spot_img

VER MÁS