es
domingo, julio 14, 2024

Los 10 peores quarterbacks de la historia de la NFL

spot_img

El reciente retiro de Tom Brady y las actuaciones estelares de Patrick Mahomes nos recuerdan la importancia del QB en este deporte. Sin embargo, también está la otra cara, actuaciones olvidables y estadísticas dignas de un Salón de la Infamia: esta es la lista de los peores quarterbacks de la historia.

Ni los malos números de Dak Prescott en postemporada o las estadísticas que le hicieron ganarse a Brock Purdy el sobrenombre de “Mr Irrelevant” son suficientes para que lleguen a esta lista.

Creamos este deshonroso top 10 siguiendo criterios de malas estadísticas, terribles primeras impresiones, desilusiones inesperadas, actitudes reprochables y uno que otro episodio de mala suerte; simplemente lo peor de lo peor. ¡Aquí vamos!

10. Danny Kanell

Danny Kanell buscando un pase que probablemente no llegó a su destino

Daniel Kanell, mejor conocido como Danny Kanell, es el primer nombre de esta lista con los peores quarterbacks de todos los tiempos en la NFL. Esta voz familiar de CBS y ESPN estuvo en los emparrillados de la liga profesional desde 1996, cuando fue la elección número 135 en la cuarta ronda del draft de ese año.

Se hizo presente en 30 juegos para los New York Giants, donde mostró su mejor cara, pero no fue suficiente para hacerse con un lugar importante en el roster. En su primera temporada comenzó 10 juegos y ayudo a que su equipo alcanzara los playoffs. Para la segunda temporada, el récord de 3 ganados y 7 perdidos hizo que los Giants decidieran dejarlo en la banca, logrando terminar la temporada con 8 ganados y 8 perdidos, acabando con la confianza depositada en Kanell.

Los Atlanta Falcons lo acogieron en 1999, pero en 8 partidos jugados durante dos temporadas apenas superó las 1,000 yardas totales.

A Kanell le tomó dos años conseguir una nueva oportunidad, esta vez con los New York Dragons en la ahora extinta Arena Football League. Algunas actuaciones decentes le valieron volver a la NFL, esta vez con los Denver Broncos. El equipo le dio la baja antes de que jugase un solo partido, pero las lesiones de Jarious Jackson y Jake Plummer los obligaron a traer de vuelta a su quarterback de reserva.

Como nota curiosa, antes de jugar con los New York Dragons, estuvo en las ligas menores de beisbol con los Newark Bears, dejando claro que quizás el fútbol americano no es su deporte favorito.

  • Juegos: 43
  • QB Rating: 63.2
  • TD-INT: 31-34
  • Yardas de pase: 5,129
  • Porcentaje de pases completados: 51.4%
  • Récord: 10-13-1

9. Jimmy Clausen

Una de las muchas capturas que recibió Jimmy Clausen

Con apenas 14 juegos comenzados en seis temporadas, Jimmy Clausen merece una mención especial en la lista de peores quarterbacks de la historia. Por supuesto, hay que tener en cuenta que estuvo activo desde 2010 hasta 2015, pero que no vio acción en las temporadas de 2011, 2012 ni 2013.

En el deporte colegial, Clausen era considerado una promesa a nivel nacional gracias a un récord de 42-0. En el deporte universitario también tuvo un paso destacado, siendo nombrado All-American en su tercera temporada con el equipo de Notre Dame. Probablemente, todo cambió cuando decidió entrar prematuramente al draft de la NFL ese mismo año luego de que su universidad despidiera al entrenador, cosa con la que no estaba de acuerdo.

Para el draft de 2010 era uno de esos jugadores por el que se peleaban varios equipos, pero terminó siendo elegido en el puesto 48 por las Carolina Panthers. Después se sabría que su actitud tuvo algo que ver con esto.

En su primera temporada vio acción en 13 juegos, iniciando 10 de ellos y acumulando 1,558 yardas, más de la mitad de las que sumaría durante toda su carrera. Esa temporada terminó con un QB Rating de 52.5%, nueve balones suelos y siendo capturado 33 veces detrás de a línea de golpeo. No vio acción con los Panthers durante las siguientes tres temporadas.

Luego pasó sin pena ni gloria por los Chicago Bears y los Baltimore Ravens, terminando su carrera con más intercepciones que touchdowns; 14 y 7, respectivamente.

  • Juegos: 21
  • QB Rating: 61.9
  • TD-INT: 7-14
  • Yardas de pase: 2,520
  • Porcentaje de pases completados: 54%
  • Récord: 1-13-0

8. Nathan Peterman

Nathan Peterman evadiendo una tacleada

Nathan Peterman es toda una rareza en esta lista de los peores quarterbacks de la NFL, ya que es el único que aún está en activo. Algunos pensarían que todavía está a tiempo de hacer algo para encaminar su carrera, pero los números son bastante claros.

Fue la elección número 171 del draft de 2017 y se puso la camiseta de los Buffalo Bills con un debut para el olvido en la semana 10, empatando con 5 el récord de más intercepciones para un debutante… y solo jugó la primera mitad. Esa temporada había estado a dos días de ser el QB titular de los Bills, pero Tyrod Taylor se recuperó milagrosamente antes del inicio, nadie quiere pensar en lo que habría podido pasar si Taylor no volvía.

Su temporada debut y también en la siguiente, recibió diversas oportunidades que no aprovechó. Tuvo un paso de cuatro temporadas por los Oakland Raiders, pero no vio acción en los emparrillados sino hasta la tercera temporada, donde jugó un partido, al igual que en su cuarta y última temporada con el equipo. Se supo por diversas fuentes que le veían el talento, pero no aparecía en momentos clave de los partidos.

Tuvo un paso modesto por los Chicago Bears, iniciando solo uno en dos temporadas y participando de otros cuatro. Hoy es parte del roster de los New Orleans Saints, donde espera mejorar su indigno QB Rating de 39.4.

  • Juegos: 15
  • QB Rating: 39.4
  • TD-INT: 4-13
  • Yardas de pase: 712
  • Porcentaje de pases completados: 53.1%
  • Récord: 1-4-0

7. Chris Weinke

Chris Weinke buscando un receptor

La lista de jugadores de fútbol americano que también jugaron beisbol es más grande de lo que muchos creen. Chris Weinke es parte de ella, y también de este conteo con los peores mariscales de campo en la historia de la NFL.

Tras seis temporadas jugando en ligas menores con el equipo de la franquicia de los Toronto Blue Jays, Weinke decidió ir a la universidad. Además de sobresalir en los estudios, también lo hizo con el ovoide vistiendo los colores de los Florida State Seminoles. Su carrera deportiva universitaria se resume en una cosa: ganó un trofeo Heisman.

En 2001 fue elegido en el draft por las Carolina Panthers, año en el que el equipo registro una de las peores temporadas de toda la historia, con 1 una victoria y 15 derrotas, además de ostentar el récord de la franquicia al novato con más intercepciones, con 19.

Rápidamente, se fue al equipo de reservas, donde no mejoró mucho en su desempeño ni sus estadísticas. Estuvo en Carolina hasta 2006 para pasar a los San Francisco 49ers al año siguiente, donde fue la cuarta opción de QB y perdió 20-7 el único partido al que salió como titular.

  • Juegos: 29
  • QB Rating: 62.2
  • TD-INT: 15-26
  • Yardas de pase: 3,904
  • Porcentaje de pases completados: 54.4%
  • Récord: 2-18-0

6. Kim McQuilken

Kim McQuilken sosteniendo el balón

Seamos honestos, las expectativas que se depositan en una elección de tercera ronda del draft no son muchas. Aun así, Kim McQuilken se las arregló para decepcionar a propios extraños.

Se unió a los Atlanta Falcons en 1974 como tercera opción de QB y sumó poco más de 1,000 yardas de pase en 23 juegos, de cuáles solo saltó desde el inicio en 7 ¡sumando 4 touchdowns y 28 intercepciones! Su QB Rating está entre los peores de la historia de la liga, con 17.9; números que no se esperan ni siquiera de una cuarta opción de QB en el peor equipo de la NFL.

En 1978 se fue a los Washington Redskins, donde jugó una temporada. Vio acción en 3 juegos, intentó 4 pases y completó 1. Si para esa época los pronósticos de la NFL y las estadísticas hubieran sido tan populares como hoy, más de un fanático hubiera sabido qué esperar al escuchar su nombre en la alineación. 

Como nota curiosa, aunque sus pases no lo demuestren, sí que sabe algo de entretenimiento, ya que fue vicepresidente ejecutivo de Cartoon Network.

  • Juegos: 26
  • QB Rating: 17.9
  • TD-INT: 4-29
  • Yardas de pase: 1,135
  • Porcentaje de pases completados: 39.7%
  • Récord: 2-5-0

5. Rusty Lisch

Fotografía de Rusty Lisch en su única temporada con los Chicago Bears

Russell JohnLisch, mejor conocido como “Rusty” Lisch, es la prueba viviente de que la mayor liga de fútbol americano no es para todos. Este invitado frecuente a las listas de peores quarterbacks de la historia tiene un QB Rating de 25.1 y apenas 1 touchdown.

El histórico Joe Montana le quitó a Lisch el puesto de QB titular en la universidad de Notre Dame, pero parece que lo salpicó de su fama y le facilitó conseguir un contrato profesional con los St. Louis Cardinals en 1980, donde estuvo durante cuatro temporadas.

Si tienes la edad suficiente, seguro recuerdes la anécdota de lo ocurrido entre él y coach Mike Ditka en su única temporada con los Chicago Bears y su última en la NFL. Comenzó de titular haciéndolo mal y terminó en la banca, pero aún estaba en el equipo. El coach le pidió que entrase en un partido y Lisch dijo que no. En el vuelo de regreso a Chicago, Lisch estaba leyendo la biblia y Ditka dijo:

“Espero que en ese libro mencionen algo sobre oportunidades de trabajo, porque necesitarás uno a partir del lunes.” – Mike Ditka

La historia de la NFL está llena de QB con más de 100 intentos de pase, pero pocos tienen apenas 1 touchdown y Rusty Lish es uno de ellos. Apenas logró sumar 547 yardas de pase en 30 juegos en los que vio acción.

  • Juegos: 30
  • QB Rating: 25.1
  • TD-INT: 1-11
  • Yardas de pase: 547
  • Porcentaje de pases completados: 47.8%
  • Récord: 0-1-0

4. Heath Shuler

Heath Shuler sin casco practicando su lanzamiento

A diferencia de otros QB en esta lista, Heath Shuler sí que tuvo una carrera prometedora en el deporte universitario. Brevemente, fue el poseedor de muchos récords de pase con los Tennessee Volunteers, hasta que Peyton Manning se los arrebató.

Seleccionado en la primera ronda del draft de 1994 por los Washington Redskins, este miembro de los peores quarterbacks de la historia en la NFL firmó un contrato profesional por 20 millones de dólares, cifras que apenas comenzaban a ser usuales en esa época. Shuler era visto por todos como el QB del futuro de la franquicia, pero la paciencia de los fanáticos llegó a su fin con un juego en el que perdieron 19–16 contra los Cardinals, con el protagonista de esta historia lazando 4 intercepciones.

Fue cambiado a los New Orleans Saints en su tercer año, cuando la mala suerte entró en juego: se lesionó el pie y pasó por el quirófano en dos oportunidades. En 1997 fue coronado como “el QB menos valioso” por el medio especializado Football Outsiders. Ese estigma se lo llevó a los Oakland Raiders, quienes vieron el potencial que aún quedaba en él, pero no lo apoyaron en una recaída de su lesión en 1999. Shuler se retiró tras la triste noticia.

Se alejó del deporte, pero seguía siendo un perseguidor de la adrenalina, así que se hizo político y entre 2007 y 2013 fue representante de Carolina del Note en la cámara baja del Congreso de los Estados Unidos, donde esperamos que haya ayudado a “pasar” algunas leyes.

  • Juegos: 29
  • QB Rating: 54.3
  • TD-INT: 15-33
  • Yardas de pase: 3,691
  • Porcentaje de pases completados: 49.2%
  • Récord: 8-14-0

3. Akili Smith

Akili Smith en acción, uno de los peores quarterbacks de todos los tiempos

Y como no podía ser de otra manera, el tercer peor quarterback en la historia de la NFL también comenzó su carrera como atleta en otro deporte: beisbol.

Los Piratas de Pittsburgh le dieron un contrato, pero Akili, cuyo nombre significa “mente” en el idioma suajili, pensó que no era justo que lo renegasen a las ligas menores, así que decidió ir a la universidad en 1994.

Jugando para la Universidad de Oregon despertó interés de la NFL al ser nombrado segundo equipo All-American por lanzar 32 pases de touchdown en 11 juegos iniciados. Sin embargo, los Cincinnati Bengals debieron esperar un año para hacerse con él en 1999 como tercera selección debido a su bajo puntaje en el test de Wonderlic (18/50) el año anterior, lo que en retrospectiva debió haber sido visto como una señal de posibles problemas de adaptación al máximo nivel.

Estuvo en Cincinnati cuatro temporadas, hasta 2002, donde completó 215 intentos de pase de 461 en total, una efectividad menor al 50% y un promedio de yardas por pase de 4.8. En la que fuera su mejor temporada sumó 10 balones sueltos. Los reportes indican que era un jugador con un futuro brillante, pero no estudiaba el libro de jugadas de su equipo e improvisaba constantemente. 

En 2003 hizo las pruebas para ser el segundo QB de los Green Bay Packers, detrás del legendario Brett Favre, pero no impresionó al entrenador. Algo similar le ocurrió con los Tampa Bay Buccaneers el mismo año.

  • Juegos: 22
  • QB Rating: 52.8
  • TD-INT: 5-13
  • Yardas de pase: 2,212
  • Porcentaje de pases completados: 46.6%
  • Récord: 3-14-0

2. JaMarcus Russell

JaMarcus Russe a punto de recibir un derribol

Ampliamente conocido como una de las peores elecciones de draft en todos los deportes americanos y uno de los peores quarterbacks de la historia de la NFL, JaMarcus Russell no tiene problemas con que le digan que fue un gran fracaso.

Sus tres años con LSU fueron prometedores (fueron cuatro, aunque en el primer no no vio acción), con un porcentaje de pases completados de 61.9, acumulando 6,625 yardas de pase, 52 touchdowns y 21 intercepciones en 36 partidos. Pero el deporte universitario no es como la NFL.

Los Oakland Raiders, un equipo muy nombrado en esta lista, tenían la primera elección general en 2007 y fueron por JaMarcus Russell con un contrato de 30 millones de dólares garantizados y 40 millones adicionales, según ciertos objetivos individuales y colectivos.

Solo inicio un partido en su primer año, el último de la temporada regular. Sus intercepciones y balones sueltos le dieron 17 puntos a losChargers, pero eso no detuvo la confianza del coach Lane Kiffin y fue el QB titular en la temporada siguiente.

Para la quinta semana, los Raiders habían perdido tres juegos y ganado uno (además de una semana fuera) y cambiaron de entrenador, pero JaMarcus Russell seguía siendo el QB titular. Acabó ganando 5 juegos y perdiendo 10. La siguiente temporada sería su última, teniendo los peores números de la liga.

ESPN y otras cadenas le dedicaron programas especiales a estudiar las causas de su fracaso; todos están en consenso sobre su talento, pero parece que la presión de un gran contrato le jugó en contra.

  • Juegos: 31
  • QB Rating: 65.2
  • TD-INT: 18-23
  • Yardas de pase: 4,083
  • Porcentaje de pases completados: 52.1%
  • Récord: 7-18-0

1. Ryan Leaf

Ryan Leaf a punto de convertirse en una de las peores selecciones de draft de la historia

¡La espera terminó! El “ganador” entre los peores quarterbacks de la historia es Ryan Leaf, quien en su presentación dijo que quería una carrera de 15 años y jugar algunos Super Bowls. Por supuesto que nada de eso ocurrió.

En 1998, la primera elección del draft fue el legendario Payton Manning, Ryan Leaf fue la segunda. Sin embargo, un hecho que marcaría la historia del draft de la NFL es que su contrato fue más grande que el Manning. Todos los veían a ambos como futuras estrellas, pero su destino fue muy diferente.

Dejó mucho qué desear su debut, completando solo uno de 15 intentos de pase. Esa temporada perdería 14 juegos. Se perdería toda su segunda temporada por lesión y en su gran regreso fue titular en 9 juegos, perdiendo 8 de ellos. En el trayecto fue multado en múltiples ocasiones por sus actitudes en los terrenos de práctica.

El ovoide le dio una segunda oportunidad con los Tampa Bay Buccaneers en 2001, quienes seguían esperanzados por su talento. Solo había un problema: su muñeca no estaba sanada del todo. Los Buccaneers negociaron sin éxito un intento de hacerlo el cuarto QB con un salario más bajo al señalado inicialmente. No disputó un solo partido.

Pero eso no sería todo para Leaf, pues los Dallas Cowboys lo firmaron como posible reemplazo de Quincy Carter. Efectivamente, Leaf vio acción en cuatro partidos, donde su equipo obtuvo cuatro derrotas y únicamente anotó un touchdown. Esa fue su última temporada.

En 2009 estuvo en problemas legales y en 2013 paso meses en la cárcel por no respetar las condiciones de sobriedad que le impuso la ley. Pero la historia no termina mal para el peor de los peores quarterbacks de la NFL, pues desde 2019 es un activo participante en la recaudación de becas para futuros deportistas universitarios, además se trabajar con ESPN.

  • Juegos: 25
  • QB Rating: 50
  • TD-INT: 14-36
  • Yardas de pase: 3,666
  • Porcentaje de pases completados: 48.4%
  • Récord: 4-17-0

Conclusiones

Si la pregunta es “¿Cuál es el peor quarterback de la NFL?”, la respuesta es clara: Ryan Leaf. Probablemente, decepcionó tanto como JaMarcus Russell, pero la arrogancia de Leaf lo pone un escalón por encima, además de su pobre debut, que pudo haberlo marcado de por vida.

Aunque suma muchas yardas de pase, sus constantes intercepciones y demás errores le constaron demasiados puntos y juegos a sus equipos. Y si bien las lesiones tienen un papel, su actitud hace que los fanáticos sean muy poco empáticos con su rendimiento durante sus cuatro temporadas en activo.

Hay peores quarterbacks en esta lista y también en la historia de la NFL, pero ninguno representa mejor la palabra fiasco que Ryan Leaf.

spot_img

ARTÍCULOS POPULARES

spot_img

VER MÁS